martes, 26 de mayo de 2009

Alegato contra el cinismo


Cinismo:
De la Real Academia Española:
  • 1ª ACEPCIÓN: Desvergüenza en el mentir o la defensa y práctica de acciones o doctrinas deshonrosas. Descaro al defender o practicar doctrinas o acciones censurables.
  • ACEPCIONES 2ª y 3ª: Imprudencia, obscenidad descarada. Afectación de desasosiego y grosería.
  • CÍNICO es el que sabe el precio de todo y el valor de nada Oscar Wilde
El Cinismo tambien es sinónimo de HIPOCRESÍA, o el fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan. Negar lo evidente con cara de santo. Es la propia hipocresía , la doble moral, el actuar o hablar de forma contraria a lo que uno realmente piensa o cree, o incluso al actuar consciente de que su actuación va ha hacer daño y seguir con ella solo por puro placer.

Alguien cinico es descarado, sarcástico y falso. Practica el error con desvergüenza y descaro, con razonamiento falso, pero de correcto aspecto formal, con el objeto de engañar. Cínica es la persona hipócrita y desvergonzada que se burla de sus acciones sin recato que afectaban a los demás y sin pudor no muestra arrepentiniento, descarado, falta de escrúpulos o gente que roba , por ejemplo... Un cinico es alguien que es capaz de matar a sus padres y después pedir clemencia por ser huérfano.

El cinismo es hacer o decir algo para que una persona interprete cierto hecho de una determinada manera, sabiendo el cínico/a que esa interpretación es errónea, pero es la que le conviene. Tanto se puede defender unos intereses como otros, unas legitimidades como otras, según el momento y lo que le convenga en cada caso; y siendo así, tampoco tiene mucho sentido preocuparse de respetar las convenciones sociales: lo que hoy era decente, mañana se convertía en indecoroso; así que va a la suya ,y sin miramientos. Ese es el autentico CINICO, el que va de verdad a "cara de perro"(del griego κυων kyon, ‘perro’), y miente sin vergüenza ni sonrojo.

El cinismo, es el arma del incapaz que lo utiliza como escudo para encubrir su sinvergüencería, desfachatez y obscenidad descarada. El cinismo político y la corrupción vienen sistemáticamente socavando la base moral de nuestras instituciones del estado. En este caso, el cinismo en los políticos, vendría a ser una actitud de lo más aberrante que se podría esperar de una autoridad.
Esto lo descalifica totalmente para seguir siendo funcionario o representante de gobierno, porque la falta de escrúpulos, la vergüenza y el descaro de seguir persistiendo en su cargo enlodan todo el ambiente político, y además, involucra a los que están en su entorno, que por lo general lo conviertan en sus testaferros. En consecuencia, los políticos deberían evitar incurrir en el cinismo, realizando su trabajo con honestidad y humildad, o en su defecto renunciar para no seguir destruyendo la democracia. Pero iluso de mí, no caerá esa breva. El cinismo es una de las señas de identidad que tanto caracteriza a los políticos del PP y sus palmeros o voceros mediáticos. Hay tanto cínic@.

1 comentario:

Nicolás dijo...

Alguien me dijo una vez que no eran cínicos sino camaleones de la realidad.