martes, 2 de junio de 2009

Que pasa Neng?¡¡¡


En una ocasión, un compañero de trabajo me comentó que, mientras en nuestros tiempos los jóvenes luchábamos por nuestros derechos y libertades; a la juventud de hoy, como se les ha dado todo hecho y masticado no sabían valorar lo que ahora disfrutaban, fruto de nuestra lucha; ahora, luchan y se manifiestan por tener derecho al botellón, sin tener en cuenta el derecho de otros a descansar.
Yo, cuando miro a mi alrededor veo que tiene toda la razón. Aún así, es un error generalizar; hay muchos jóvenes que no son tan hedonistas , y que están  comprometidos, cada uno a su manera,  en la lucha  por el Medio Ambiente, por la Justicia Social, por un Mundo Mejor para tod@s....Lo que ocurre es que no hacen tanto ruido como los del botellón.

1 comentario:

Nicolás dijo...

El trabajo diario y la lucha por lo que uno cree es más silenciosa que el desmelene, el despiporre y el botellón, pero mucho más efectivo. Aunque no se escuche esa labor va calando. Siempre nos quedará la esperanza que después del botellón vengan tiempos mejores. No por nosotros, sino por ellos.