jueves, 18 de junio de 2009

Salvemos las playas

La cerveza Coronita junto a la cadena 40 principales, han lanzado una pionera iniciativa (ver el vídeo aquí ) para salvar las playas más contaminadas, para lo cual piden la colaboración ciudadana y denunciar a las playas en peor estado medioambiental de toda Europa. Coronita Save de Beach seleccionará diez del total de vídeos enviados y los usuarios decidirán qué playa merece ser recuperada.
Según la encuesta realizada por esta iniciativa, las playas del Mediterráneo son las peor paradas y las peor conservadas, especialmente las de las costas levantinas y la Costa del Sol malagueña. Por contra, las más limpias y la mejor conservadas son las de Asturias, Cantabria, Baleares, Canarias y las francesas.
A pesar de todo ello, segun cuenta hoy la noticia en http://www.laopiniondemalaga.es/ , entre un 28% de los turistas italianos y alemanes, las playas de la Costa del Sol siguen siendo muy valoradas; no así los turistas ingleses, que un 18% dicen que son las playas en peor estado. Entre los nacionales, un 28% consideran que son las playas más degradadas y un 11% que acudían a esas playas han dejado de hacerlo al considerarla sucias, contaminadas y masificadas junto con las valencianas.
A mí, personalmente, me gusta ir más a la montaña que a la playa y, cuando voy, me gusta hacerlo a primeras horas de la mañana o última de la tarde; que es cuando las temperatura ambiental no es tan extrema, los juegos de luces la hacen más hermosa y, no hay tanta gente.
Aún así, como ya conozco muchas de las playas del Mediterráneo y del Cantábrico, puedo decir que las mejores y las más paradisiacas están en las costas cantábricas. En nuestras manos está conservarlas tal y como están: no dejando basuras, no contaminándolas, votando a a los políticos que se comprometan en la defensa del Medio Ambiente, y presionándolos para que no permitan vertidos ni que el lobby constructor/inmobiliario la masifiquen urbanísticamente como han hecho en toda la costa mediterránea.
Y, si alguna vez eso último ocurre, la responsabilidad será de todos, tuya y mía por haberlo permitido. Después no valen quejas, lamentos y echarle la culpa a los demás; algo que es muy habitual; hay muchos quejicas y cínicos que se quejan de la suciedad en las playas y después ellos son los más cerdos y dejan las botellas de cerveza, las colillas o los condones usados tirados por la arena. A ver si la culpa ahora también va a ser de Zapatero.