jueves, 10 de septiembre de 2009

Asistencia Sanitaria ¿Derecho o Negocio?


USA, la mayor superpotencia armamentística y económica mundial tiene a 47 millones de sus ciudadanos que NO tienen derecho a Asistencia Sanitaria, a pesar de que sus hospitales son muy avanzados tecnológicamente y hay muy buenos profesionales de la medicina. Su sistema de salud es privado y caro. No existe un sistema público de Seguridad Social como la mayoría de países europeos u otros paises avanzados como Canadá, sino que funciona por seguros privados, con pólizas muy caras, con lo cual, no todo el mundo tiene el poder adquisitivo para pagarlas.
Seguir leyendo>> como funciona el sistema sanitario de los Estados Unidos. Es decir, un sistema de salud para ricos, o para el que tenga un trabajo muy bien remunerado, o para el que,la empresa para la que trabaja le pague un buen seguro médico. Quien tenga un trabajo temporal o precario ,sea mileurista o se quede sin empleo, más vale que nunca se ponga enfermo, por la cuenta que le trae.
Porque, y esa es otra, los seguros tampoco cubre todos los gastos y las aseguradoras se pueden negar a aceptar clientes si considera que que los riesgos son demasiado elevados. Es fácil que un ciudadano norteamericano tenga que vender su vivienda (si la tiene) o pedir un préstamo bancario (si tiene avales) para poder pagarse una operación, algo insólito aquí en nuestro país o en cualquier país avanzado.
Tan sólo tienen un mínimo sistema público de salud que es el Medicare para jubilados o mayores de 65 años o discapacitados, siempre y cuando hayan trabajado o cotizado un mínimo, pero que no es totalmente gratuito sino que tienen que pagar, entre otras cosas, la medicinas, muy caras además. El otro es el Medicaid para cubrir la asistencia a personas sin ningún tipo de ingresos.
En el ranking de los sistemas de asistencia sanitaria de La Organización Mundial de la Salud, Estados Unidos ocupa el lugar 37 del mundo, por detrás de Colombia y Portugal. El número 44 del mundo en mortalidad infantil, por detrás de paises de Latinoamérica.
Pues bien, el actual presidente Barak Obama, quiere cambiar el sistema y hacerlo más justo y que las personas que no tienen acceso puedan tenerlo. Como dijo en uno de sus últimos discursos "no es para mí, yo puedo pagarme un buen seguro, es para millones de nuestros compatriotas que se quedan fuera del sistema"
Pero, ay amigo, los poderosos lobbys o grupos de presión económicos, sobre todo, y en este caso concreto, los de la industria farmacéutica y aseguradora; el Partido Republicano (el equivalente al PP español), donde se cobija la derecha más conservadora y retrógrada, con su gran poder mediático y que tiene a Aznar en nómina, ha lanzado una campaña de mentiras, calumnias e insidias y de manipulación ,para que esta reforma sea un fracaso.
Y mucha gente puede creer sus mentiras en ésta feroz campaña, y pueden convencer a mucha gente, no ya por la ingnorancia de la misma, sino porque podría ver peligrar sus status o pueden pensar que les van a subir los impuestos, cosa que no les importaban si los subían para los gastos de la guerra. Es por ello que es muy interesante lo que escribía la anterior corresponsal de TVE en Washington, Ana Boch, en su blog: http://blogs.rtve.es/desdewashington/2009/7/23/yo-podria-estar-contra-reforma-sanitaria o con mentalidades como ésta.
Aquí en nuestro país, si dejamos de estar anestesiados con "el opio del pueblo" (el futbol) o "el pan y circo" de la telebasura, que alimentan la ignorancia , duermen conciencias, anulan el sentido crítico; nos daremos cuenta de que, aunque la Seguridad Social lo lleva el gobierno central, el sistema de salud y la asistencia sanitaria, están transferidas a las Comunidades Autónomas.
Y las comunidades autónomas gobernadas por el PP ven la sanidad como un negocio y no como un derecho de todos los ciudadanos. Un ejemplo claro lo tenemos en la Comunidad de Madrid, donde su presidenta, Esperanza Aguirre, la está privatizando poniendo el negocio en manos de sus amigos, y se está cargando literalmente la sanidad pública. Es decir, todo lo contrario de que que quiere hacer Obama.
Por eso yo sonrío, cuando oigo a alguien que me dice "yo paso de política",o "todos los politicos son iguales". Pues no,todos los políticos no son iguales; lo mismo que no todos los médicos son iguales, ni los fontaneros, ni los oficinistas, ni los hombres, ni la mujeres. La política abarca a todos los ordenes de nuestra vida y, las según que decisiones tome los políticos se verá afectada la misma. Lo que no va a afectar nada es si tu equipo de futbol gane a pierda un partido, gane o no gane la liga o cualquier campeonato.
Hay personas que se creen que los derechos que disfrutan les ha llovido del cielo, nos lo han regalado o que han estado siempre ahí. No, chaval, no, están porque otros lucharon, a través de la política lucharon por ello, pagando a veces un alto precio. Como mínimo deberíamos estar agradecidos y no mostrar ese desprecio.

1 comentario:

Nicolás dijo...

El sistema sanitario norteamericano es una vergüenza para la principal potencia mundial. Obama merece tener éxito porque su triunfo será el de los más desfavorecidos.