viernes, 30 de abril de 2010

Regenerar la Democracia

 ...O cómo son los propios ciudadanos y la sociedad civil lo que tienen la responsabilidad de regenerarla.






"Aunque parezca mentira, hay gente que no soporta el ambiente enrarecido que padecemos. Y es lógico. No todo el mundo tiene estómago para quedarse tan pancho viendo lo que está ocurriendo. Sin embargo, lo lógico sería lo contrario: que la mayoría de los ciudadanos se indignara y se manifestara ante la noticia increíble de cómo la extrema derecha pretende sentar en el banquillo a un juez que fue ejemplo mundial en el empeño de romper la impunidad de dictadores y torturadores; o ante los escandalazos políticos con portadas a cinco columnas, aperturas en telediarios, silencios ominosos y repercusión social mínima (...) Siempre, de toda la vida, hemos estado divididos en dos bandos, aunque en los años de la abundancia se notara menos. Fue un tiempo de vacas gordas, pero de educación flaca. Y de aquellos polvos, y de otros peores, vinieron estos lodos (...) Ya se vuelven a apreciar con nitidez las dos España, con sus radicalismos y sus intransigencias. La Prensa lo evidencia (y lo potencia) cada día; los canales televisivos, igual. Los predicadores de los medios imparten doctrina a golpe de demagogia. (...) Las masas siguen a los líderes también en los pretextos y en las justificaciones. No es que se actúe, ni mucho menos se vote, con el corazón, es que se actúa y se vota con las tripas, sin apenas intervención del cerebro ni siquiera de las emociones (...) el sistema gilista creó escuela y dejó secuela a nivel nacionalNo importó cómo gobernaban. Sus mayorías electorales se sucedían una tras otra. Su juego consistía en ´vender´ eficacia y seguridad; al ciudadano le tocaba taparse la nariz y mirar para otro lado. Ha pasado el tiempo, pero no parece que los métodos hayan variado." >>;El mayor éxito de la Democracia, Rafael de Loma (Leer artículo completo en La Opinión de Málaga)

"Falta un compromiso auténtico para extirpar la corrupción política (...) no han dejado de estallar nuevos casos, cada vez más bochornosos y rescatados. Basta con volver la vista atrás a las noticias de esta semana. Es como una maldición, como si en vez de consolidar el buen gobierno la adulteración económica se enquistara en la raíces de la democracia. La cuestión no es quién cometió la tropelía más gorda sino cómo eliminar tanta suciedad del sistema. Los ciudadanos tienen una urgente obligación social: desmarcarse sin ambigüedad de los corruptos.(...)Suecia lidera desde hace mucho la clasificación mundial de transparencia, un indicador que mide la corrupción política. En los últimos años sólo se han documentado en el país nórdico dos sobornos. Uno, por el pago de unas vacaciones a un líder local. Otro, por el envío de unos regalos de poca monta a un político. Qué diferencia con España, donde los escándalos de servidores públicos y dinero ilícito se repiten cada vez con más frecuencia. Los fondos sustraídos en nuestro país en la última década, sólo en los casos que llegaron a los juzgados, suman 4.200 millones de euros (...) La corrupción la pagamos todos. El ciudadano tiene que ser consciente de que quien se corrompe le está robando. Nadie tolera que le saqueen la casa, y protesta. El mismo clamor social debería trasladarse a la calle para erradicar este cáncer (...) El hedor alcanza a una minoría. No se puede condenar a toda la clase por una manzana podrida. Pero resulta evidente que la capacidad para controlar estas situaciones se ha debilitado. La mitad de los españoles, según las encuestas, considera que la corrupción crece. También la mitad, escéptica, duda de que pueda plantársele cara. En cambio los ciudadanos no parecen preocupados en exceso con estos abusos: apenas los destacan entre los principales problemas y casi nunca los castigan en las urnas. Los estudios de los politólogos revelan que mientras no haya condena, la mayoría de los salpicados repite en el cargo e incluso se refuerza">>;Resulta inaplazable regenerar la política, Editorial de La Opinión de Málaga
"Aproximadamente un 12% de los electores que declaran su intención de votar al PP en las próximas elecciones autonómicas valencianas estimado en cifras absolutas, unos 160.000 electores creen que las acusaciones de corrupción que se hacen a ese partido están bien fundadas, piensan que las acusaciones contra Francisco Camps son ciertas y les parece que es cierta también la acusación de que el PP valenciano se ha financiado ilegalmente (...) Y pese a todo ello, declaran su intención de votar al partido y al personaje de cuya corrupción están convencidos" (....) qué pasa en la conciencia ciudadana de quienes son capaces de indultar el saqueo de sus propios bolsillos a manos de aquellos a los que eligieron para dar el mejor uso a lo ganado con el sudor de las frentes de todos. No explica el saqueo de las conciencias. (Público)
"Mucho me temo que los actuales dirigentes de la derecha sean incapaces de rectificar el rumbo político(....). El desaire a los periodistas, a los que se ignora o se les contesta con excentricidades, obviando que es a los ciudadanos a los que verdaderamente se dirige este desprecio y que en las democracias occidentales el poder se somete cada día al escrutinio de la opinión pública, o al menos a aquella parte de la opinión pública que le interroga. La deformación masiva de la realidad mediante la manipulación de los medios de comunicación social públicos, y aun de aquellos privados que gustosamente contribuyen a cambio de dádivas y privilegios de todo tipo. La bastarda contraposición de un poder del Estado, el Ejecutivo, a todos los demás, especialmente al judicial cuando éste no se pliega de grado a sus exigencias, como se ha visto con Garzón (...) el proyecto político de los actuales líderes de la derecha para los españoles, de no mediar rectificación, se reduce, en cuanto a libertades democráticas se refiere, a un bonapartismo sin carisma en el que el principio caudillista de legitimidad acaba embruteciendo y desfigurando una vida política que debería transcurrir, pasados más de 30 años de la aprobación de la Constitución, por vías más homologables con el resto de Europa" >> Javier Moreno en El PaísAnte la corrupción del PP
Si no es la propia sociedad civil la que regenere la Democracia, la derecha política-mediática-jurídica-económica se cargará el Estado de Derecho, si no somos los propios ciudadanos seré el PP el que se lleve por delante el Estado de Derecho, la Democracia y el país con tal de salvarse ellos, sus mafiosos y sus corruptosDa miedo, Fernando Garea en el Patio del Congreso.
+Entradas relacionadas:

4 comentarios:

emejota dijo...

Me gustan muchos tus posts pero tengo un problema con los referentes a la política. Como la loca de mi casa(la mente) me lleva por otros derroteros estos me han llevado a perder la fe absoluta. Tengo por algún rincón del blog la película de Orwell, Rebelión en la Granja, que muy bien podría responder a mi estado de ánimo al respecto. Si a eso le sumamos que una es talludita... resultado: P'al tiempo que me queda en este convento ...., y por la cuenta que me tiene mi salud mental: Aprovecha lo que de bueno te ofrezca la vida, porque el dolor que producen ciertas acciones del género humano es demasiado para mi body. Llamale depresión, edad, desánimo o supervivencia, tanto más da. Y lo peor es que a partir de los 60, somos una gran mayoría los que sentimos así. Una pena, pero ¿quien dijo que el proceso de la vida no fuera un puro desgaste? Un abrazo.

Runaway dijo...

Bueno, Emejota, para personas que tengan un mínimo de sensibilidad y un mínimo de conciencia cívica, es muy difícil que no les afecte lo que está pasando.
Como dice el primer artículo "no todo el mundo tiene estómago para quedarse tan pancho" y a mí todo esto me llena de indignación, y manifiesto mi postura a través del voto o de la protesta y el pataleo, en éste caso en mi humilde blog. Es todo lo que puedo hacer. Lo que me repatea es que, los que tienen poder para hacer algo y cambiar las cosas, están en la innación y poniendo la otra mejilla.
En cualquier caso, a veces hago como tú, procuro mantenerme un poco al margen y trato de aprovechar y disfrutar lo bueno que ofrece la vida, porque si te paras a pensar en todo lo que está pasando, lo encuentras tan triste y deprimente, que no puedes permitir que te afecte y tienes que seguir luchando con la vida.

Nicolás dijo...

No todo el mundo tiene estómago pero los que lo tienen son demasiados, todavia. Sino no se entiende que no ocurra nada o casi nada. La gente se ha movilizado en defensa de Garzón pero ¿cuántos lo han hecho contra la corrupción? Que yo sepa una manisfestación en Valencia. Es poco, muy poco.

Manuel dijo...

Hola Runaway:

Tiendo a comparar la situaci´´on pre chabestia de Venezuela con la situaci´´on española actual: Escandalos de corupci´´on, empeoramiento de la ciris economica y la clase politica impavida sin hacer nada.

No creo que aparezca un chabestia por estos rumbos, b´´asicamente porque no se puede hacer populismo por estas latitudes, pero debemos intentar crear conciencia de que esta situaci´´on solo sera superada si todos ponemos de nuestra parte. Nadie tienen la soluci´´on en su totalidad. Las ideas de todos son necesarias.

Saludos