viernes, 7 de mayo de 2010

Pido Respeto


"Siempre ha habido dioses. Y siempre ha sido necesario aplacarlos, pues por lo general no tienen buen carácter. Algunos se conforman con el sacrificio de un cabrito, un conejo, una gallina, pero no es lo normal. A los dioses se les han entregado niños recién nacidos, adolescentes, viejos, doncellas, bueyes… Para que lloviera, para que no lloviera, para que los volcanes no eructaran, para que la tierra se quedara quieta o el mar no se saliera de madre. Jamás han faltado motivos para el sacrificio. (...) Escucho por la radio a un experto en economía (...) habla de "los mercados" como otros hablan de los dioses. Asegura que hay que tomar medidas urgentes para calmar a los mercados. Hoy día hablamos de los mercados como algunos pueblos antiguos se referían a los volcanes, a los que era preciso aplacar, cuando entraban en erupción, con ritos cuyos detalles nos ponen los pelos de punta todavía.
¿Y qué quieren los mercados (o los Mercados) de nosotros? Que resultemos baratos (que seamos competitivos, dicen ellos). (...) que seamos sumisos frente a sus requerimientos. Los Mercados se están cebando ya con Grecia, la patria de los dioses clásicos, pero otean en otras direcciones, buscando víctimas propiciatorias (...)Las mentes racionales que escucho por la radio dicen que si no ofrecemos un sacrificio a los Mercados, éstos nos atacarán con movimientos especulativos capaces de conducirnos a la ruina. Pero cuando se les pregunta quiénes son los mercados y quiénes los especuladores, no saben, no contestan " >>
*Juan José Millas en La Opinión de Málaga
"Vivimos estos días con la información monopolizada por este ente abstracto llamado mercados, como si, a estas alturas de la historia, la suerte de nuestras sociedades dependiera de unos extraños intérpretes del oráculo de los dioses. Los mercados atacan, los mercados condenan, los mercados designan, los mercados redimen. Desde luego un test para decidir nuestro nivel de civilización daría altamente negativo. Todos pendientes de una autoridad sin rostro: la mercadocracia (...)
Los actores de los mercados están por aquí, con grandes edificios corporativos que les identifican, tienen nombres y apellidos y, algunos de ellos, ejercen influencia determinante. ¿O no son actores de los mercados, por ejemplo, nuestros bancos y nuestras cajas? Parapetados detrás de los mercados todos eluden sus responsabilidades, que son bien concretas, por mucho que se trata de esconderlas. Ya está bien de poner los huevos en un lado y cacarear en otro. Ponen los huevos en los mercados y cacarean pidiendo la reforma laboral como mágica solución de todos los males. Es lo que hace, por ejemplo, el gobernador del Banco de España (...) 
*La gallina y el cacareoJosep Ramoneda en El País
"Grecia está en el origen, pero no es el problema. Sólo el eslabón más débil, que se ofrece espontáneamente a la tempestad de los mercados para romper la cadena. El siguiente eslabón ni siquiera debiera ser España. Antes se hallan Portugal e incluso Irlanda. Pero éstos son demasiado pequeños. La tempestad quiere bocados mayores, para sacudir y romper la cadena entera. La cadena es el euro, la presa a abatir ahora ..." 
*Grecia somos todos, Lluís Basets en El País 
 "Pobres de aquellos que observen la realidad de España sólo a través de los medios de comunicación. Una semana enclaustrado en casa siguiendo este complicado momento de nuestro país sólo a través de lo que se escribe y se dice y el que está dentro querrá exiliarse y el que está fuera deseará no volver hasta que escampe (...)
Las personas a las que pagamos por representarnos, los políticos, deben corregirse, estar a la altura del momento. De nada sirve una oposición que quiere ganar a costa de pintar un panorama desolador. De poco sirve un presidente del Gobierno que no se dirige a la nación para explicar, de una vez por todas, la situación real en la que estamos inmersos y nos indica, como si fuéramos adultos, de qué manera debemos responder para salir del atolladero. Ni catastrofismo ni optimismo pueril, sino algo tan simple como la verdad" >>
*CatastrofismoElvira Lindo en El País
"A los mercantiles, los inversores, los asesores, los seleccionadores, los especuladores, los listillos, los invasores: pido respeto. Que se pongan de acuerdo, si comprar España a precio de saldo es lo que quieren, decidamos la España que se van a llevar. Podríamos encontrar una salida.
Les ofrezco, y sé que me acompañaría bastante gente en la empresa, una España en la que Belén Esteban firma sartenes a una multitud de abducidas que hacen cola como si no hubiera un mañana. Les propongo la España que arroja cabras por los campanarios y martiriza a toros, torillos y oretes, vacas y vaquillas: en fin, a la familia entera. Les entrego por un euro simbólico la España en la que uno de los subproductos de la familia Franco alimenta la sordera y la insensibilidad del país, vestida de alcachofa rubia; la España en la que todo da igual y cada cosa se vende a cada rato, la España sin luz y sin memoria. Por inmolarles -con tal de que nos dejen en paz con sus mercadeos, sus mentiras-, me placería, nos placería poner a sus pies incluso la España en la que los dos políticos más importantes se han reunido representando al Gobierno y al principal partido de la oposición, escenificando, en lugar de la resurrección, un estreñido oratorio solista dúplice -desafectos, desinfectados, esmirriados- que no puede consolar ni entusiasmar a los ciudadanos. (...)
Esa España no es que os la venda. Es que os la doy. Os la damos. La merecéis. Lleváosla con vosotros, para que adorne vuestras mezquinas vidas de brokers que os sentís orgullosos porque manejáis la desesperanza
Dejadnos la otra España. Pequeña, profunda y digna. Trabajadora. La España que aún relee a Miguel Hernández y que sólo aspira a salir adelante mediante el entendimiento y el trabajo. Es pequeña. Por eso no la necesitáis. Respetadla. Pido, pedimos respeto
 *Pido respetoMaruja Torres, en El País
+Entradas Relacionadas:
*Sobreactuación melodramática
*Hay gente pa tó

1 comentario:

Manuel dijo...

Hola Runaway:
Te voy a dejar este pensamiento que lodeje tambien en el blog de Mr Mustard:

"En la última década, los bancos lograron combinar lo peor del capitalismo y lo peor del socialismo: socializar las pérdidas y privatizar los beneficios". Nicholas Taleb"

Resume todo lo que acontece.