lunes, 10 de mayo de 2010

Una paraita...

...Para seguir Caminando
"Días antes de irme ya vivía trastornado por el imán del viaje, atraido por su influjo magnético hacia la fecha y la hora de la partida, que se acercaban con tanta lentitud. Aún no había empezado a irme y ya estába yéndome (...) Nunca he vivido tan obsesionado por viajes imposibles como entonces, tan eneajenado de mí mismo, de todo lo tangible, lo real, lo que tenía cerca. (...) A veces me asaltaba de golpe el remordimiento por no haber sabido o podido atreverme a otra clase de vida (...) había dos mundos, uno visible y real y otro invisible y mío, y yo me adaptaba mansamente a las normas del primero para que me dejaran refugiarme sin demasiada molestia en el segundo.
Ahora, al cabo de los años, entiendo que mi apariencia dócil no era sólo una máscara, la identidad falsa de un espía, sino también una parte sustancial y verdadera de mí mismo, la parte amedrentada y obediente que siempre ha existido en mi carácter, la satisfacción de tener ante los demás una presencia respetable (...) Durante años me gustó recordar, fabulándolas, las rebeldías turbulentas de mi adolescencia, pero ahora no creo que formasen más parte de mi carácter que el afán de conformidad que me guió tan poderosamente hasta el final de la infancia, y que volvió sin duda a actuar sobre mi en la vida adulta cuando acepté casarme y no me negué a cumplir un cierto número de obligaciones o humillaciones laterales que en el fondo me provocaban una sorda hostilidad (...) Sabía que estaba equivocádome, pero no me costaba nada dejarme llevar, y había momentos en los que me engañaba con cierto éxito a mí mismo (...)
De niño obedecía con placer a mis padres y a mis profesores, y obtener notas excelentes, y ser considerado un alumno ejemplar me llenaba de orgullo (...) viéndome a mi mismo tan rebelde, lo cierto es que he tenido a lo largo de mi vida muy pocos arrebatos de verdadera rebeldía, de ruptura y coraje, y muchos de ellos han sido tan torpes, tan insensatos en su temeridad, que sólo me ha dejado un recuerdo de vejación y fracaso (...) Siempre queriendo irme, culo de mal asiento que no acaba nunca de encontrarse a gusto, y de pronto me encontraba instalado, paralizado, sedentario , a los veintisiete años, pagando letras de un piso, de casa a la oficina, de la oficina a casa, imaginando viajes, soñando despierto sin ver apenas la realidad, escapándome a los libros (...)
La amistad era también repetición y hábito (...) Estábamos quemados, agobiados por las consecuencias de una idéntica docilidad y poltronería, los dos deseando cosas que estaban más allá de nuestro alcance, vidas que no iban a llegar o que habíamos dejado que se nos fueran de las manos, que se malograran por culpa de nuestra timidez o nuestra cobardía, de nuestra falta de empuje. (...) Cada uno veía en el otro el espejo de su propia insuficiencia. Nos unía lo que no éramos más que lo que éramos, lo que ninguno de los dos nos atrevíamos a hacer. Cumplíamos con idéntica corrección nuestras obligaciones exteriores, nuestros deberes como empleados, maridos y padres (...)
A la salida del callejón nos encontrábamos algunas mañanas a nuestro compañero Gregorio Puga (...) a quien hace ya varios años que no he visto (...) Sólo una cosa recordaba, y no se me ha olvidado porque después de aquel día Gregorio me lo repitió muchas veces, sujetándome del brazo para acercarse más a mí mientras me miraba con sus ojos enrojecidos y me decía:
-No te conformes, que no te pase como a mí, vete de aquí cuanto antes, no vayas a acabar como yo, no te conformes, no te dejes comprar
-No pienso estar aquí mucho tiempo. Me iré en cuando me salga algo mejor.
-Ésa es la trampa, esperar a que salga alguna cosa mejor, eso fue lo que me pasó a mí. -No se puede esperar, hay que irse, aunque no se tenga nada más, hay que estar dispuesto a todo, a pasar necesidad si hace falta, porque si aceptas un poco lo aceptarás todo, tragarás con todo. No tienes mujer, no tienes hijos, no tienes deudas ni hipotecas, así que ahora o nunca.
(...) Y yo seguía esperando a que me saliera algo mejor, y yendo cada mañana a las ocho en punto al trabajo, pero ahora ya tenía obligaciones, ahora estaba casado y tenía un hijo y pagaba cada mes la letra del coche y del piso, y aunque mi mujer ganaba en su trabajo un sueldo mejor que el mío no siempre llegábamos con desahogo a fin de mes (...) Me cruzaba por el pasillo con mi amigo Gregorio, cada uno con una carpeta de expediente bajo el brazo (...)
-Pero qué haces que no te has ido ya de aquí, cuántos años vas a seguir aguantando.
Ya estaba yéndome varios días antes de que saliera el tren, el expreso nocturno con sus vagones azules de coche-cama que tenía algo de Orient Express cuando yo llegaba con mi maleta al andén un poco antes con el alivio infinito de estar solo, de haberme desprendido, provisionalmente del sucesivo agobio de la oficina y de mi casa, de los horarios (...) Cuando me decidía a aceptar un viaje, porque me apetecía mucho o porque sabía que negarme a él me perjudicaría en la oficina, no me atrevía a decírselo a mi mujer, e iba dejándolo siempre para el día siguiente el mal trago de darle la noticia (...) Sin necesidad de ser infiel mi estado natural era la culpa, y el secreto inocuo de un viaje de trabajo pesaba sobre mí como el desasosiego de un adulterio...(...)Yo estaba yéndome antes de irme, pero hasta el último minuto no era seguro que me fuera a marchar..."
Pasajes del capítulo Olympia, correspondiente a SEFARAD, una novela de Antonio Muñoz Molinacon algunas  pinceladas autobiográficas.
*Entradas relacionadas y
*Vídeos Musicales recomendados:
*...these Badlands
*I want to run...I want to tears down the wall that hold me inside
* And I did it My Way
*PD: Este blog, que este mes cumple un año, estará varias semanas inactivo y sin actualizar. Es sólo una pausa, "una paraita...para luego seguir caminando" en esta vida errante. El autor hace un receso para hacer una peregrinación por una de las rutas de El Camino de Santiago, concretamente El Camino del Norte, un viaje que tenía en mente hacer y, aprovechando una "paraita" en su recorrido laboral, ha encontrado el momento oportuno para hacerlo. Gracias a tod@s por vuestras visitas y vuestros comentarios.

sábado, 8 de mayo de 2010

Sobreactuación melodramática


"La circunstancia de que el Reino Unido no sea, ni muchísimo menos, la nación ideal, no puede sino consternar a quien establezca, desde aquí, algún género de comparación política con ella (...) Aquí, a ese sentido realista y práctico se sobrepone el cainita, a consecuencia de lo cual ni se comprende ni se respeta al que, adversario en Inglaterra, es en España enemigo. Pero la cuestión se agrava cuando, como está ocurriendo, esa bordería del Estado Mayor (del PP ahora) se traslada a sus milicias, donde se multiplica y se convierte en un puro ulular de guerra. Y hay cosas que, si bien pueden oírse, aunque no sin repugnancia, en las tabernas, resultan inaceptables en los medios de comunicación, sujetos a normas de civilidad siquiera por utilizar algunos de ellos la letra impresa. La cascada de insultos al presidente Zapatero es de tal calibre que no sólo resulta incomprensible para un inglés, sino para cualquier español que no haya perdido del todo la cordura. Con éste doble e infame clima, el meteorológico y el político, qué desagradable se hace vivir aquí" >>
*Que enojoso todo aquí, Rafael Torres en La Opinión de Málaga







"El PP debería modular su ofensiva contra el Gobierno (...) Me refiero a un discurso habitual en los consabidos ámbitos políticos y mediáticos de nuestro donde las malas noticias parecen bienvenidas por el modo de recrearse en su descripción y por la viveza con que se pregonan. Al discurso siempre va cosido un diagnóstico fatalista y una bronca añadida al facultativo (...)
El facultativo, o el piloto, como se habría deducido fácilmente, es el presidente del Gobierno de la Nación, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre el que la principal fuerza política de la oposición ha decretado tan abrumadora concentración de tiro –tiro verbal, se entiende–, que su caída aparece como única y real solución de nuestros males. Cuando Zapatero salga de Moncloa, comenzará la recuperación económica y todos seremos felices. Es idea central en el discurso del fatalismo que cultiva el PP. Quedó verbalizada en un lema de consumo rápido: "Todos los parados tendrán el empleo cuando Zapatero pierda el suyo".
Hay un punto de irracionalidad y de colisión con el sentido común en esa ofensiva contra el adversario político que no repara en daños colaterales sobre la imagen de España en el exterior y sobre el estado de ánimo de los españoles, que a veces se dirán hacia sus adentros que no estamos tan mal como se dice. Y tal vez duden de si realmente todo se arreglará echando a Zapatero de la Moncloa. Por lo tanto, el PP debería modular su ofensiva contra el Gobierno, so pena de que se le pueda empezar a volver en contra.">>
*El fatalismo del PP, Antonio Casado en La Opinión de Málaga
"La madurez psicológica, un equilibrio emocional se alcanza cuando se es capaz de admitir como normal que haya gente que no te soporte y que es bueno tener enfrente a quien no transige con las posiciones que para uno son vitales. La vida es elección y cada una de estas opciones alternativas, cuando se escogen, conlleva una o varias renuncias (...)
El Presidente Zapatero le cuesta tanto emprender acciones que van a provocar respuestas en el universo que exige incondicionalidad. Ahora mismo está en una encrucijada: no quiere actuar contra los que en otros momentos llamaba "poderosos" y que siempre han sido sus aliados y tampoco quiere dictar medidas impopulares que le enfrenten a los sindicatos. Y en esa dislexia se le está pasando la legislatura sin hacer nada que devuelva la confianza a los ciudadanos y tranquilice la fiera de los mercados.(...)
Los mercados son unos depredadores anónimos dirigidos por quienes, entre ellos, tienen más medios para la especulación, especialmente dotados para distinguir la debilidad y la sangre. Y la mirada de Zapatero es, en los últimos meses, todo menos tranquilizadora: tiene pánico y no lo puede disimular.(...)
Tiene miedo y el miedo inmoviliza. Los mercados han olido el miedo y están al acecho. Alguien en su propio partido debiera zarandearlo (psicológicamente hablando) para que recupere el sentido de la normalidad. No es fácil, pero es posible. Y si no, debieran elegir a otro para el puesto de mando.">>
*El drama de Zapatero, Carlos Carnicero en La Opinión de Málaga

+Entradas Relacionadas:

viernes, 7 de mayo de 2010

Pido Respeto


"Siempre ha habido dioses. Y siempre ha sido necesario aplacarlos, pues por lo general no tienen buen carácter. Algunos se conforman con el sacrificio de un cabrito, un conejo, una gallina, pero no es lo normal. A los dioses se les han entregado niños recién nacidos, adolescentes, viejos, doncellas, bueyes… Para que lloviera, para que no lloviera, para que los volcanes no eructaran, para que la tierra se quedara quieta o el mar no se saliera de madre. Jamás han faltado motivos para el sacrificio. (...) Escucho por la radio a un experto en economía (...) habla de "los mercados" como otros hablan de los dioses. Asegura que hay que tomar medidas urgentes para calmar a los mercados. Hoy día hablamos de los mercados como algunos pueblos antiguos se referían a los volcanes, a los que era preciso aplacar, cuando entraban en erupción, con ritos cuyos detalles nos ponen los pelos de punta todavía.
¿Y qué quieren los mercados (o los Mercados) de nosotros? Que resultemos baratos (que seamos competitivos, dicen ellos). (...) que seamos sumisos frente a sus requerimientos. Los Mercados se están cebando ya con Grecia, la patria de los dioses clásicos, pero otean en otras direcciones, buscando víctimas propiciatorias (...)Las mentes racionales que escucho por la radio dicen que si no ofrecemos un sacrificio a los Mercados, éstos nos atacarán con movimientos especulativos capaces de conducirnos a la ruina. Pero cuando se les pregunta quiénes son los mercados y quiénes los especuladores, no saben, no contestan " >>
*Juan José Millas en La Opinión de Málaga
"Vivimos estos días con la información monopolizada por este ente abstracto llamado mercados, como si, a estas alturas de la historia, la suerte de nuestras sociedades dependiera de unos extraños intérpretes del oráculo de los dioses. Los mercados atacan, los mercados condenan, los mercados designan, los mercados redimen. Desde luego un test para decidir nuestro nivel de civilización daría altamente negativo. Todos pendientes de una autoridad sin rostro: la mercadocracia (...)
Los actores de los mercados están por aquí, con grandes edificios corporativos que les identifican, tienen nombres y apellidos y, algunos de ellos, ejercen influencia determinante. ¿O no son actores de los mercados, por ejemplo, nuestros bancos y nuestras cajas? Parapetados detrás de los mercados todos eluden sus responsabilidades, que son bien concretas, por mucho que se trata de esconderlas. Ya está bien de poner los huevos en un lado y cacarear en otro. Ponen los huevos en los mercados y cacarean pidiendo la reforma laboral como mágica solución de todos los males. Es lo que hace, por ejemplo, el gobernador del Banco de España (...) 
*La gallina y el cacareoJosep Ramoneda en El País
"Grecia está en el origen, pero no es el problema. Sólo el eslabón más débil, que se ofrece espontáneamente a la tempestad de los mercados para romper la cadena. El siguiente eslabón ni siquiera debiera ser España. Antes se hallan Portugal e incluso Irlanda. Pero éstos son demasiado pequeños. La tempestad quiere bocados mayores, para sacudir y romper la cadena entera. La cadena es el euro, la presa a abatir ahora ..." 
*Grecia somos todos, Lluís Basets en El País 
 "Pobres de aquellos que observen la realidad de España sólo a través de los medios de comunicación. Una semana enclaustrado en casa siguiendo este complicado momento de nuestro país sólo a través de lo que se escribe y se dice y el que está dentro querrá exiliarse y el que está fuera deseará no volver hasta que escampe (...)
Las personas a las que pagamos por representarnos, los políticos, deben corregirse, estar a la altura del momento. De nada sirve una oposición que quiere ganar a costa de pintar un panorama desolador. De poco sirve un presidente del Gobierno que no se dirige a la nación para explicar, de una vez por todas, la situación real en la que estamos inmersos y nos indica, como si fuéramos adultos, de qué manera debemos responder para salir del atolladero. Ni catastrofismo ni optimismo pueril, sino algo tan simple como la verdad" >>
*CatastrofismoElvira Lindo en El País
"A los mercantiles, los inversores, los asesores, los seleccionadores, los especuladores, los listillos, los invasores: pido respeto. Que se pongan de acuerdo, si comprar España a precio de saldo es lo que quieren, decidamos la España que se van a llevar. Podríamos encontrar una salida.
Les ofrezco, y sé que me acompañaría bastante gente en la empresa, una España en la que Belén Esteban firma sartenes a una multitud de abducidas que hacen cola como si no hubiera un mañana. Les propongo la España que arroja cabras por los campanarios y martiriza a toros, torillos y oretes, vacas y vaquillas: en fin, a la familia entera. Les entrego por un euro simbólico la España en la que uno de los subproductos de la familia Franco alimenta la sordera y la insensibilidad del país, vestida de alcachofa rubia; la España en la que todo da igual y cada cosa se vende a cada rato, la España sin luz y sin memoria. Por inmolarles -con tal de que nos dejen en paz con sus mercadeos, sus mentiras-, me placería, nos placería poner a sus pies incluso la España en la que los dos políticos más importantes se han reunido representando al Gobierno y al principal partido de la oposición, escenificando, en lugar de la resurrección, un estreñido oratorio solista dúplice -desafectos, desinfectados, esmirriados- que no puede consolar ni entusiasmar a los ciudadanos. (...)
Esa España no es que os la venda. Es que os la doy. Os la damos. La merecéis. Lleváosla con vosotros, para que adorne vuestras mezquinas vidas de brokers que os sentís orgullosos porque manejáis la desesperanza
Dejadnos la otra España. Pequeña, profunda y digna. Trabajadora. La España que aún relee a Miguel Hernández y que sólo aspira a salir adelante mediante el entendimiento y el trabajo. Es pequeña. Por eso no la necesitáis. Respetadla. Pido, pedimos respeto
 *Pido respetoMaruja Torres, en El País
+Entradas Relacionadas:
*Sobreactuación melodramática
*Hay gente pa tó

martes, 4 de mayo de 2010

I Still Haven`t Found What I´m Looking For

I have climbed the highest mountains,
I have run through the fields,
Only to be with you 
Only to be with you. 
I have run, I have crawled, 
I have scaled these city walls, these city walls 
Only to be with you 
But I still haven'n found 
What I looking for, 
But I still haven't found 
what I'm looking for. 

I have kissed honey lips, 
Felt the healing in her fingertips, 
It burned like fire 
This burnning desire. 
I have spoke with the tongue of angels, 
I have held the hand of a devil, 
I was warm in the night, 
I was cold as a stone. 
But I still haven's found   
What I'm looking for, 
But I still haven's found   
What I'm looking for. 

I believe en the Kingdom Come, 
Then all the colours will bleed into one. 
But yes, I'm still running, 
You broke the bonds, 
You loosed the chains, 
You carried the cross, 
And my shame, 
And my shame. 
Yo know, I believe it   
But I still haven't found What I'm looking for, 
But I still haven't found What I'm looking for.
He escalado las más altas montañas / He corrido a través de los campos / Sólo para estar contigo / Sólo para estar contigo / He corrido, me he arrastrado / He trepado las paredes de esta ciudad / Sólo para estar contigo / Pero aún no he encontrado lo que estoy buscando Pero todavía no he encontrado lo que estoy buscando
He besado labios de miel / He sentido alivio en la yema de sus dedos /  Ardía como el fuego / Este deseo ardiente / He hablado con la lengua de los ángeles / Tomé la mano del diablo / Era cálida en la noche / Yo estaba frío como una roca / Pero aún no he encontrado lo que estoy buscando / Pero todavía no he encontrado lo que estoy buscando
Creo en el Reino que vendrá / Cuando todos los colores se fundan en uno / Pero sí, yo todavía estoy corriendo / Tú rompistes los lazos / Tú soltastes las cadenas / Tú llemaste la cruz / Y mi vergüenza / Y mi vergüenza / Tú sabes que yo creo en eso / Pero aún no he encontrado lo que estoy buscando / Pero todavía no he encontrado lo que estoy buscando
Otro gran tema de una de las obras maestras de U2, el álbum The Joshua Tree (1987), un disco atemporal para le década, que quizá por eso fuera uno de los motivos por lo que tuvo tanto éxito. Mirando restropectívamente Bono dice: 
"Sí veo la música que hacíamos en lo 80, me doy cuenta de que está al margen de lo que se hacía entonces. Era un disco con un sonido muy inusual"
En los mismos términos opina The Egde sobre The Joshua Tree:
"Suena diferente a todo lo que había en la época. Es como si no sugiera de una mentalidad de los 80. Parece surgir de un lugar completamente diferente. Nosotros no teníamos la sensación de lo que estaba pasando en el mundo de la música entonces. Nos sentíamos muy distintos. He estado mirando algunos vídeos y los nuestros son tan diferentes, como si viniesen de otro lugar."
I Still Haven't Found What I'm looking for se convirtió casi en un himno popular en sus triunfales días de América. La canción define la huida hacia adelante y la vida errante en una búsqueda continua que no acaba nunca
"Es una especie de godspel, pero donde el espíritu no encuentra jamás descanso...Todavía no he encontrado lo que estoy buscando, no lo encontraré nunca, y está bien que así sea" (Bono dixit).
Este >>Aún no he Encontrado lo que Estoy buscando es y trata básicamente de un anhelo espiritual. Una versión  es interpretada como una oración o canto religioso por parte de un coro de música golspel llamado The New Voices of Freedom de una iglesia de Harlem en New York, y otra versión grabada en directo en el Madison Square Garden .
*Vídeo-clip (Las Vegas)                                    *Vídeo (Live Vértigo Tour)


*Quizá tambien te interese:
 * Si quieres Derribar Muros
 * Or if you were Born To Run

domingo, 2 de mayo de 2010

Hay gente pa´to

Cristobal Montoro, ex-ministro del PP y ahora portavoz del partido en temas económicos, pasaba por un tipo gris. Pero la crisis parece haberle rejuvenecido.
"Este hombre babea con el número de parados como el avaro saliva con el número de monedas. Uno y otro, después de cenar, sacan la llave del baúl en el que esconden sus tesoros y ponen al día la contabilidad que tanto placer les proporciona. La diferencia entre Montoro y el avaro es que éste oculta sus posesiones y disimula su dicha, mientras que aquél las expone públicamente, sin cortarse un pelo. Baila, literalmente hablando, en las ruedas de prensa en las que puede dar malas noticias. Cada parado nuevo le provoca un orgasmo. También le excitan la caída del PIB o el aumento del déficit, seamos justos, pero lo que de verdad le pone hasta extremos difíciles de entender es el aumento de la cola frente a las oficinas del Inem. Observen a la persona que en el segundo plano, a la derecha de la fotografía, se retira sonriendo, como diciendo "este Montoro"
(...) Se puede ocultar un grano, una fortuna; se puede disimular una cojera, una gripe, un ardor de estómago, pero no hay forma de encubrir la dicha, que se manifiesta en la mirada, en el cutis, en el modo de andar y de cantar bajo la ducha. La crisis le ha quitado quince años de encima. Hay gente para todo."  
*Juan José Millás en El País
Esto que dice el maestro Millás lo vengo  observando ya hace mucho tiempo en el PP, en la "agit-prop" (agitación y propaganda) de sus tanques y voceros mediáticos, en tertulias radiofónicas o televisivas, y en columnas y titulares de los medios. Demasiado tiempo oyendo la misma matraca.
Entiendo, y a nadie se le escapa, que la política económica del gobierno es nefasta. Que como dijo un sindicalista "estamos gobernados por una panda de aficionados y de inútiles". Iniciativas pocas, cuando no ninguna y, cuando se tiene alguna o se va a tomar una decisión, lo hace con vacilaciones o, "un pasito pa´lante y otro pa´tras". Zapatero ni está gestionando bien la crisis económica ni la crisis política. Da la sensación de que está perdido y va sin rumbo.
Pero en general, su política, no ha sido muy distinta a la que han aplicado los demás paises europeos de nuestro entorno, con gobierno de diferentes colores políticos, y además,  en un país capitalista donde impera una economía libre de mercado, son los agentes económicos los que intervienen actívamente en la economía, y no los gobiernos los que intervienen, por lo que éstos  tienen poco margen o capacidad de maniobra. Quien tiene el poder real de las naciones son en realidad el poder económico: el poder financiero, los bancos, las grandes corporaciones o multinacionales y las empresas. El poder político emanado democráticamente de las urnas se tiene que superditar a quien tiene el dinero.
Es más, son los especuladores financieros con sus acosos, presiones o movimientos especulativos, los que hacen desestabilizar un país, como ya denunció el presidente francés Sarkosy: Grecia, Portugal, España, Irlanda son algunas víctimas de estos tiburones financieros. Reino Unido no está mucho mejor que nosotros, y de Italia, donde el verdadero poder lo tiene la mafia, el fascismo y su presidente apoyado por esos grupos, no digamos. Puede ser Una tormenta casi perfecta y que Esto se hunde o lo parece.  Tranquilos, no nos cortemos las venas, igual esto es una comedia, un chiste: las ganancias de los especuladores están privatizadas y, sus pérdidas socializadas y pagándolas entre todos. Desgraciadamente no es un chiste. Es real.
Aquí lo que pasa es que la crisis son recurrentes, vienen cada cierto tiempo y funciona por ciclos. Esta en concreto vino por una crisis mundial del sistema financiero y agravada en algunos países como en nuestro por la explosión de la burbuja inmobiliaria. Tanta avaricia, tantos excesos, tanta especulación inmobiliaria y constructora no podía traer nada bueno. De aquellos polvos vienen estos lodos. Ahora los estamos pagando. Pero no lo están pagando los mismos agentes económicos que lo provocaron, sino los trabajadores y las clases más desfavorecidas.  
Muchos han estado durante unos años en que se creían  los reyes del mambo y  que nadaban en la riqueza porque compraban un piso sobre plano para, después de terminar de construirse, revenderlo, dar el pelotazo urbanístico y ganarse unos millones sin darle un palo al agua. Todo eso a costa del Medio Ambiente y provocando la subida y sobrevaloración de la vivienda, lo que la hacía inaccesible para muchas personas  o parejas que las necesitaban, a no ser que se hipotecaran de por vida.
Esa misma gente --y algunos pardillos más-- se creen que si estuviera gobernando el PP, volveríamos todos a ser reyes del mambo y a tener la sensación de ser ricos. Desde luego, los que sí se  enriquecieron y enriquecerían aún más serían ellos  y sus empresarios afines;  esos empresarios del siglo XVIII  cuyas propuestas para la solución final del paro son imponer contratos de esclavitud, y bajada de salarios para los mileristas que vamos provocando. Los especuladores urbanísticos, los chorizos y ladrones,  los mafiosos y corruptos camparían a sus anchas, toda una aberración democrática:  La corrupción como virtud política; un camino de perfección.
+Entradas Relacionadas:
*Sobreactuación melodramática
*Pido respeto