viernes, 15 de mayo de 2009

APÁGALA TÚ...antes que ella TE DESCONECTE


El término telebasura llegó a nuestro vocabulario a partir de la llegada de las televisiones privadas, que fueron las que implantaron estos contenidos sin calidad y que también contaminó a las televisiones públicas; estatal y autonómicas. Está carecterizada por explotar el morbo, el sensacionalismo y el escándalo como palancas de atracción de la audiencia; por exhibir y colocar en primer plano asuntos y personajes sin ningún mérito personal, cultural o científico.
Los promotores utilizan cualquier tema o acontecimiento para concitar grandes masas y subir los índices de audiencia: sexo, violencia, maltratos físicos, sucesos y asesinatos, sensiblería ; humor grueso , cutre y de mal gusto, superticiones...Bajo una apariencia hipócrita y cínica de preocupación y denuncia, se regodean con el sufrimiento; con la exhibición de gratuita de sentimientos y comportamientos íntimos. Se beneficia de la ignorancia y la poca cultura de la gente para subir las audiencias, y entran en una dinámica de que mientras más suben éstas, más aborregada e incultas se vuelven las masas, entrando en un circulo vicioso; es decir, se retroalimentan.
Explicaciones simplistas a los asuntos más complejos, fácilmente comprensibles, pero parciales o interesadas. Utilización de la demagogia, supuestos debates y encuestas sin ningún rigor ni base real o seria; mensajes esotéricos, milagreros o paranormales sustituyendo a argumentos científicos; el desprecio de derechos fundamentales como el honor, la intimidad, el respeto, la veracidad, la presunción de inocencia...todo ello excusandose en la libertad de expresión.
Todo esto lleva a juicios paralelos, el amarillismo y al escándalo. Asuntos triviales de personajes y personajillos del mundo rosa, sus nimiedades como los modelitos que se ponen, sus costumbres o sus asuntillos sentimentales...Ahora no hace falta ser un estudioso, un experto o especialista en alguna materia, o un científico que haya descubierto la forma de curar el cáncer o el sida; tan sólo falta ser el chulo del barrio, el que más grita, el que más insulta ...o un delincuente cuyo mérito es haber saqueado el ayuntamiento de Marbella y ser novio de una tonadillera, para que vaya contando lo que sabe y lo que no, cobrando, además por ello. Eduard Punset y su REDES tiene perdida la guerra de las audiencias frente a éstos.
No deja de ser una minoría relativa la que corta el bacalao y nos jode la parrilla televisiva al resto. Es difícil esquivar la saturación de estos programas cuando están siendo emitidos todos los días, a todas horas, en todos los contextos y por cualquier causa. Tal era el hartazgo que, desde hace tiempo dejé de tener Antena3 y Tele5 memorizados en mi televisor. Pero el panorama no es mucho mejor en las restantes cadenas, a excepción de TVE2 , y algunos programas puntuales en TVE1, la CUATRO y la SEXTA, esta última tambien muy cansina con el dichoso futbol.
La telebasura es tóxica, como un cáncer que invade las células sanas, como un virus que contamina todo lo que toca y acaba por impedir el mantenimiento o la aparición en las parrillas televisivas de otros modelos de información rigurosos y respetuosos con la verdad y con el interés social. Es la pescadilla que se muerde la cola: para que un programa sea rentable tiene que tener audiencia y, al tener estos programas cutre y las televisiones que lo emiten, los índices más altos; los programas serios, dejan de tener rentabilidad y por lo tanto desaparecen la la programación, por el alto coste para su mantenimiento.
Los medios de comunicación son grandes compañias: Las televisiones privadas son empresas mercantiles que lo único que miran es hacer negocio, que tienen detrás intereses económicos , ideológicos y políticos. No les interesa tener una sociedad libre y con sentido crítico, sino una masa aborregada y plegada a sus intereses. Desde hace años no tenemos una televisión de calidad; quizás y para no ser injusto sólo se salva de la quema TVE2. Que la telebasura, amig@ lect@r, no perjudique tu salud mental. Desmárcate y APÁGALA TÚ...antes de que ella TE DESCONECTE.
"La televisión ha hecho mucho por mi cultura; cada vez que alguien la enciende, me voy a otra habitación y me leo un buen libro" Groucho Marx

*57 Canales (¡¡Y NO HAY NADA¡¡)

1 comentario:

Runaway dijo...

57 CHANNELS (And Nothin'on)

Me compré una casa burguesa en las colinas de Hollywood
Con un baúl cargado con billetes de cien mil dólares
Un tipo vino a enganchar mi tele por cable
Nos pusimos cómodos para pasar la noche, mi chica y yo
Cambiamos y cambiamos hasta pasar el alba
57 canales y no hay nada

Ahora el entretenimiento de la casa
fueron los deseos de mi chica
Así que salté a la ciudad para comprar una parabólica
Lo até en la capota de mi coche japonés
Llegué a casa y lo lancé hacia las estrellas
Un mensaje llegó del más allá
57 canales y no hay nada

Pudimos hacer amigos con algunos billonarios
Pudimos haberlo hecho bonito y amistoso
Si hubiésemos subido arriba
Lo único que encontré fue una nota que decía:
"Adiós, John Nuestro amor es 57 canales y no hay nada "

Así que compré una Magnum 44, era de sólido acero
Y en el bendito nombre de Elvis, bueno, me lié a tiros
Hasta que mi tele cayó a pedazos a mis pies
Y me detuvieron por alterara la inmensa paz del barrio pijo
El juez dijo, "Qué tienes en tu defensa, hijo"
Yo respondí: "57 canales y no hay nada "
Amigo, veo por tus ojos que justo estas casi ido
57 canales y no hay nada
57 canales y no hay nada